En qué consiste esta técnica

Es una técnica diagnóstica no invasiva que consiste en la grabación de imágenes del intestino delgado mediante una cámara que se traga como un comprimido, y a la que denominamos genéricamente cápsula.

El procedimiento es muy simple, y consiste en acudir al Centro en ayunas de 8 horas, habiendo realizado una dieta sin residuos durante 3 días previos y dieta líquida el día anterior, evitando tratamientos con hierro y antiinflamatorios. Una vez allí, el paciente ingiere una cápsula con una pequeña cantidad de agua.

Una vez tragada, la cápsula hace dos fotos por segundo, que se recogen por unos sensores que colocamos en el abdomen y se conectan a una grabadora con batería, la cual se aloja en un cinturón que se coloca al paciente. La grabación dura unas 9 horas aproximadamente.

Tras extraer la grabadora, se conecta a la unidad de trabajo y se van descargando las imágenes en el ordenador (50.000 imágenes) para posteriormente ser estudiado el caso por el endoscopista que elaborará el informe.

Preparación prueba

La cápsula es una prueba no invasiva, segura, que no requiere ingreso ni sedación.

  • Como contraindicaciones, la principal es la estenosis o estrechez (por una enfermedad o por cirugía abdominal previa), que, desafortunadamente, en muchos casos no se puede detectar ni con estudios radiológicos. En casos de alta sospecha, se administra previamente a manera de prueba la llamada cápsula degradable que, si se detiene en su camino, se deshace en unas horas, asegurando la permeabilidad del intestino delgado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies