El alcohol es uno de los principales cancerígenos ya que su consumo excesivo tiene una fuerte incidencia sobre órganos como el hígado o el pancreas, favoreciendo un mal funcionamiento de los mismos así como la aparición de úlceras o gastritis. El consumo de alcohol se da cada vez a una edad más temprana.

El Dr. Sánchez Muñoz, expone que el consumo del alcohol en los adolescentes es malo porque «el organismo aún no está maduro para asumirlo».

En cuanto a la toma de protectores de estómago para combatir el alcohol, el Dr. Sánchez Muñoz ha querido dejar claro que «no hay relación alguna ya que el protector, como su nombre indica, es para proteger al estómago de la acidez pero el alcohol no pasa al estómago sino al intestino y pasa al torrente sanguíneo como si uno no se hubiera toma nada. Además, esto no evita que des positivo en un control.

Es necesario tener en cuenta que por año que pasa tenemos menos tolerancia, con lo que hay que moderarse.

YouTube video