El cáncer de colon es uno de los más frecuentes. En España de hecho es el tumor maligno más frecuente si se toman de forma conjunta hombres y mujeres, con una incidencia de más de 40000 casos al año.

Cómo prevenir el cáncer de colon

  • Existen una serie de factores de riesgo para padecer cáncer de colon. Entre estos destacan:

  • Edad: Tener más de 50 años constituye un riesgo aumentado para padecer cáncer de colon.

  • Sexo: No hay diferencias en cuanto a sexo para padecer cáncer de colon, si bien parece que hay cierta tendencia a padecer cáncer de colon a edades más tempranas en hombres.

  • Antecedentes familiares de cáncer de colon: A mayor cercanía en el árbol genealógico, mayor número de familiares afectos y menor edad al diagnóstico, mayor riesgo de padecer cáncer de colon.

  • Antecedentes personales de cáncer de colon o pólipos (adenomas) a cualquier edad.

  • Otros tumores, como el de ovario o endometrio a edades tempranas, aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de colon.

  • Enfermedades crónicas del intestino, como la colitis ulcerosa o la Enfermedad de Crohn con afectación colónica.
  • Una creencia muy frecuente, aunque errónea, es pensar que el cáncer de colon y sus lesiones precursoras provocan síntomas. De hecho, lo más frecuente es que sea totalmente asintomático. Por ello es importante realizar una prevención activa en personas a riesgo. La gran ventaja es que tenemos armas y conocimiento científico suficiente como para detectar lesiones precancerosas (pólipos de colon) o cáncer en estadíos precoces. La posibilidad de sobrevivir al cáncer de colon aumenta dramáticamente cuando éste se detecta antes de que los síntomas se presenten. La identificación y extirpación de pólipos antes de que se vuelvan cancerosos realmente previene el desarrollo de un cáncer de colon.
  • Afortunadamente, disponemos de varias pruebas para detectar precozmente lesiones que puedan predisponer al cáncer de colon. La elección de una u otra dependerá de factores de riesgo y factores individuales, y será el médico especialista el que mejor decida qué tipo de acciones de prevención es mejor realizar. Estas son:
  • Sangre oculta en heces.

  • Enema de bario de doble contraste

  • Sigmoidoscopia

  • Colonoscopia

  • Colonografía por TAC y por Resonancia magnética

De esta forma, existen varias estrategias para realizar una prevención activa del cáncer de colon:

En los individuos con riesgo normal, se empieza a aplicar las pruebas de detección a la edad de 50 años y el abordaje preferido es mediante colonoscopía cada 10 años; y, como alternativa, exámenes anuales de heces para detectar sangre y un examen de sigmoidoscopía flexible cada 3 a 5 años.

Es necesario realizar una vigilancia mediante colonoscopia a intervalos más frecuentes en aquellos individuos con alto riesgo de cáncer de colon; por ejemplo, quienes tienen antecedentes personales de cáncer colorrectal o de pólipos adenomatosos, antecedentes familiares de cáncer colorrectal, poliposis no hereditaria, cáncer colorrectal, o una condición que les predispone a la enfermedad inflamatoria intestinal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad